miércoles, 17 de agosto de 2011

Mi oido en tu corazón

Siempre que alguien se va a despedir dice "Esto no es una despedida".
Bueno, esto sí es una despedida.
Agosto es un buen mes para decir adios, porque frente a un día de verano todo parece más pequeño. Menos importante.
He estado casi un año dando el coñazo aquí, sin ponernos literales.
Marijose agradecerá que deje de preguntarle por este estúpido blog. Te quiero más de lo que puedo explicar. Ayer, sentada junto a las hermanas Dronda en un río, embardunadas de líquenes, decidí la más complicada de las operaciones, aparte de avanzar sin calzado entre las rocas: estar. Estar.

Miro atrás y juro que tengo ganas de ponerme sentimental. Siempre sentimental. Intelectualmente sentimental. Intensamente sentimental. Pero esta mañana he paseado con Alma entre peregrinos católicos de relucientes conciencias peligrosas, me he asomado a la catedral de mi ciudad, tan fea por fuera, tan bella por dentro, al revés que la mayoría del lesbianismo internacional, he ido a ver a los ciervos, sí, Laura, a los ciervos aristocráticos y luego he tomado un aperitivo con mi abuela. He sido una emprendedora minúscula, he trazado planes por encima de mis posibilidades. Como llegar a la psique de un hombre. Vencer la pereza a los grandes almacenes. Escribir la Gran Novela Sobre La Ruptura Amorosa. Sin romperme.

Queridas, sabéis que estoy llena de amor y que a veces el amor es indigesto.
No hace falta que añada todas las heridas que pienso seguir inflingíendome por el amor, ese nombre, el amor, joder, el amor.
Y Zaida.
Julia.
Maite, Maite, Maite, Maite.
No puedo seguir.
Es así.
Dramas y caballeros es amor travestido de literatura.
Es amor protegido del frío con la manta del humor.

Pamplona en agosto.
Tendríais que verla.

Intento estar atenta, como cuando intentas escuchar un corazón con el oído. Pegando así la cabeza. Joder, y de repente está ahí, y ese puto órgano es el motor del mundo.
Lo único.

¿Podría ponerme más trascendente? Me imagino una droga que te ponga trascendente.
-¿Te pone?
-Trascendente.
-¿Y que notas?
-Estoy mirando a esa chica de la camiseta roja y tengo ganas de decirle que asumo sus incompetencias futuras, las mias, y que quiero que me vacíe el frigorífico en todas las resacas del mundo.
-Joder, tia, pues sí que te ha subido.

No sé, criaturas, yo qué sé.
Os quiero.
Me voy al cine con mi hermana. Ainhoa.
Mi hermana se llama Ainhoa y nos miramos raro a veces, tan diferentes, pero le está creciendo el flequillo y qué guapa está.

Esta tarde he estado viendo un debate con mi padre en la tele. Sobre sexo en la tercera edad.
Mi padre ha estrenado camisa y pantalones.
Qué tonta estoy.

Ayer la luna daba ganas de ser una chica con expectativas.


9 comentarios:

  1. N

    Se me hace muy difícil comentar hoy aquí. Además, ¿qué coño te voy a decir que no te haya dicho ya?
    También podría ponerme muy trascendente, porque tu despedida de Dramas y caballeros es maravillosa y reveladora como lo ha sido siempre este blogspot; pero de momento quiero dejarte dos cosas. Es mi forma de explicar.
    Cause I love you so much
    Your loving touch

    #1. http://www.youtube.com/watch?v=bmRjGBFg1a0
    #2. http://www.youtube.com/watch?v=2ulcoY7vTAA&feature=related

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leerlo en 2017.. y sólo quiero decir que ojalá hayas encontrado a una mujer que vuelve contigo y tus pájaros en la cabeza, o que hayas sentado la cabeza y por eso decidieras pasar página.
      Ojalá siga tu librería abierta, te juro que me dan ganas de pasearme toda Pamplona y buscar tu librería
      Ojalá seas la mujer siempre hayas querido ser.

      Eliminar
  2. vaya. cada día tardas menos tiempo en clausurar páginas web. ahora que eres más conocida que Benedicto equis uve palito.
    deberían coronarte, hacerte santa, beata y bollera y hacer procesiones en lesbiana santa.

    yo cada vez entiendo menos tus religiones.
    se les va la olla, pierden el norte y no te tienen en cuenta.

    yo te animo a seguir.
    ahora puedes crear una página que se llame "beatas y caballeros", o lo que se te ocurra.

    por cierto, tampoco entiendo tu teléfono.
    llevo llamándote tres días seguidos, y ni tu contestador me responde.

    te quiero.
    siempre devota (nunca lomba).


    Julia

    ResponderEliminar
  3. No te vayas.
    Quédate.
    Estar.
    A veces, es todo lo que podemos hacer, o deshacer.
    Te llamo y no me coges. Risas enlatadas, acento argentino, risas que conocemos bien y que responden a bromas que sólo nos caen en gracia a nosotras.
    No sé cómo enfrentarme a esta despedida tan terrible, me apunto a la propuesta de Julia: "beatas y caballeros" debería existir para dar sinsentido a la vida.
    Te necesitamos.
    Lo sabes.
    Quédate, no te vayas.
    ¿Qué será de los ciervos aristocráticos?

    ResponderEliminar
  4. estar, estar, estate!! no cierres esta ventana a nosotras las beatas, bolleras, amantes, memorias... Tuve que abandonar la lectura que me tenía tan hechizada me tenía este mes de agosto y ahora, al ver este post, no puedo creer que sea verdad; me resitoa a creerlo! Esto no es más que una estrategia para generar más espectativa como ese parafraseado grimoso de la televisión "lo sabremos después de la publicidad"; será entonces eso, que te vas hasta que pase la tanda de anuncios.Yo, espero entonces sin moverme, no me hagas cogerle miedo a ir al banyo...

    ResponderEliminar
  5. "Estoy mirando a esa chica de la camiseta roja y tengo ganas de decirle que asumo sus incompetencias futuras, las mias, y que quiero que me vacíe el frigorífico en todas las resacas del mundo." <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  6. "Queridas, sabéis que estoy llena de amor y que a veces el amor es indigesto."

    No puedo creer que haya descubierto este espacio cuando ya has dejado de usar de eso. Voy a beberme todas tus letras, quiero calarme hasta que, como dices, resulte indigesto.

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que no escribas más... comparto la opinión de la chica anterior :)

    ResponderEliminar