martes, 5 de octubre de 2010

idiotas y corazones

Antes que nada, gracias queridos anónimos o, por qué engañarnos, anónimas, por animarme a continuar con este blog. La vanidad es una glándula agradecida cuya estimulación puede crear actualizaciones más mediocres todavía pero cargadas de amor y sensación de estar cumpliendo una insigne misión por la humanidad o al menos una ocupación de media tarde absolutamente inofensiva. También hay mujeres que salen a andar y otras que siguen los coleccionables de El País.
El otro día fui a ver a Esther Tusquets y ella dijo "Siempre he jugado a ser una gran señora, o sea, una gran idiota" y yo le lancé una sonrisa atómica desde mi silla. También me siento una gran idiota la mayor parte del día, por aquello de ser hipersensible y reflexionar sobre los actos propios y ajenos, por pensar más de lo debido y sentirme responsable de mis emociones y de las que provoco.
Al  igual que a Louis Malle,a mí, a medida que me hago mayor, me interesan más los sentimientos que las ideas. Es decir, espero que entre los lectores o, por qué engañarnos, lectoras de este blog, haya más poetas que filósofas y más adolescentes emos que jóvenes promesas. El cerebro existe porque detrás, minusvalorado y eternamente en vilo, en primera línea de los conflictos y las primeras citas y el soporte de recuerdos y pérdidas, acribillado y experto en resurrecciones, confrontaciones, arrepentimientos y glorias, está el corazón. Al corazón es al que se le ocurren las cosas. Es el que pone el talento y el cerebro casi siempre la incompetencia. Yo a mi cerebro lo anestesio, como todos o, por qué engañarnos, como todas, con alcohol y lecturas y a mi corazón le saco brillo cada día y le pongo galones, que las hostias ya se las da el mundo y las mujeres.
No sé si las actualizaciones de los blogs se pueden dedicar, en el caso de que sea posible, esta es para Zaida Carmona y Marc Ferrer.

2 comentarios:

  1. Fue mi cumple el dia 1!!!
    Feliz cumple Raquel!
    Gracias Nerea!!!

    Estoy segura que, ese dia, pensaste un poco mas en mi..pero no sabias porque. Ahora ya sabes. Era mi cumple :)

    ResponderEliminar
  2. hoy constaté una cosa en el tren -tontería, importancia u obviedad-: he visto a una chica que se parecía a una amiga. lo he sabido sin habérmelo expresado através del lenguaje. entonces he pensado, cómo es posible? y claro tenía la imagen de la chica por un lado, después la de mi amiga por otro. esa comparación ha generado una especie de pensamiento que nada tiene que ver con el lenguaje. sino con el cine. tú reflexionas contigo misma de un modo consciente? que guapo jean pierre.

    ResponderEliminar